Día de los enamorados: ¿te pinta una clase de yoga con tu pareja en una bodega?

(Por Roxana Badaloni) Es una de las novedades del turismo del vino. Una actividad para relajarse y disfrutar del paisaje de viñedos y montañas.

Image description
Image description
Image description
Image description
La clase de yoga en bodega Bressia.
Image description
Marita Bressia, anfitriona, sirve un espumante La Vie en Rose a una asistente a la clase.

El turismo que visita las bodegas mendocinas puede disfrutar de muestras de arte, festivales de música clásica, tango y rock; fiestas temáticas, clases de cocina, cabalgatas, recorridos en bicicletas, ciclos de  cine al aire libre y, ahora también, clases de yoga.

“Parecía contradictorio unir el yoga con el vino pero ambos universos convergen en el punto de respirar aromas, la armonía y el contacto con la naturaleza. La cultura del vino no es emborracharse. Hay mucho más alrededor del paisaje de viñedo y la bodega, templo del vino, está la montaña, el verde, las flores, el agua que riega las fincas y el aire puro”, dice Alejandra Navarría, empresaria del enoturismo y organizadora del ciclo Yoga por los Caminos del Vino.

Para el día de los enamorados la actividad fue pensada en pareja. La cita es el 14 de febrero, de 19 a 22 horas, en los jardines de bodega Dante Robino, en Luján de Cuyo. “En un ambiente extraordinario al atardecer, con vistas a la montaña, incluye una recepción con ice tea saborizado; la clase de yoga integral en pareja y una degustación de vinos y espumantes de la casa, acompañada por una delicada propuesta gastronómica y la exquisita música del violinista Ccesco”, de acuerdo al programa.

Distintas empresas mendocinas acompañarán el particular festejo: Tea & Company con ice tea frutado y especiado; Ferruccio Soppelsa con helados; Pastelería Virgen del Valle con trufas de chocolate; Martín Guerrero Producciones en el sonido y la profesora de Yoga y sonido Claudina Teruel, guiando la clase en dupla. Las entradas están a la venta aquí, con un valor de $ 1.500 por pareja.

Relax y naturaleza

Para Claudina Teruel, la profesora de yoga del ciclo, la propuesta es tan simple como “acercar una actividad saludable al mundo del vino”. A las clases de yoga puede ir una persona que sólo desea relajarse y meditar, sin necesidad de beber vino. Sin embargo, también las bodegas aprovechan el ciclo para invitar a los participantes a degustar un vino en el jardín después de la práctica de yoga. Y más también, en la mayoría de las bodegas, ofrecen la posibilidad de quedarse a almorzar en el restaurante propio y a disfrutar de una siesta en cómodos sillones o con una manta en los jardines.

Los abstemios también pueden ir a la clase relajante en la bodega: “hay agua y jugos naturales para beber y un recorrido con guías para que conozcan el proceso de elaboración del vino”, apunta la organizadora. Y resalta que se aplica el programa “Wine in moderation”, disfrutar de un vino con moderación, que surgió en Europa y es replicado por la entidad Bodegas de Argentina para beber sin excesos.

Con los cupos agotados, 60 personas por clases, la actividad del yoga, que arrancó en octubre del año pasado, pasó por Bodega Chandon y al finalizar la práctica el brindis fue con un vino espumante bien helado. Continuó en la bodega Casa Vigil, en Maipú, Chachingo; Bodega Bressia, de Agrelo, Santa Julia (Familia Zuccardi); Reserva Villavicencio; Bodega Dante Robino; Club Tapiz y Bodega Lagarde.

Julia Zuccardi, responsable Turismo y Gastronomía de bodega Santa Julia, resumió el entusiasmo del sector bodeguero con este ciclo: “Estamos muy contentos de ser parte del de Yoga por los Caminos del Vino. La verdad es que desde el momento que nos propusieron participar no lo dudamos un segundo. Es una propuesta original que acerca al público local y visitantes a vivir una experiencia distinta en la bodega”.

La única mujer entre los hijos de Pepe Zuccardi y Ana Amitrano, impulsores del enoturismo en Mendoza y toda la familia dedicada a la actividad agrícola, explica que, “siempre intentamos acercar al público a conocer y experimentar el mundo del vino, a través de actividades distintas donde nuestros visitantes puedan conocer la bodega, los viñedos y nuestros productos en situaciones diferentes y divertidas”.

Programa Día de los Enamorados en Dante Robino:

  • 19 hs: Recepción con Ice Tea especiado y frutado. Bienvenida con música en vivo del violinista Francesco (Ccesco) Delgado, quien domina un amplio repertorio musical.
  • 19:30 hs: Clase de yoga integral en dupla (de una hora de duración).
  • 20:30 hs: Cóctel. Degustación de vinos y espumantes de la bodega Dante Robino, acompañados por empanadas, tabla de quesos y fiambres, frutos secos y helados.
  • 22: hs: Despedida. Un gift de trufas al retirarse.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: